Kotorra prefiere callar…

Esta Kotorra prefiere callar, extraño en un ave como yo,  y dejar que sean las propias fotos las que hablen por así solas acerca de cómo fue la fiesta de los trabajadores en mi isla. Mientras más Primeros de Mayo más quiero a mi gente, a mi pueblo que sigue haciendohistoria. Sigue leyendo

Anuncios

Regaño de mayo

GE DIGITAL CAMERA

 

 

Por Karelia Álvarez Rosell

Fotos: Gerardo Mayet Cruz

Sabía que iba a ocurrir; no obstante, me atreví. Como estuvimos hasta tarde en la celebración del cumpleaños de una buena amiga de antaño: Anolita, no la quise despertar para que descansara la mañana.
Salí de casa con sueño y casi corriendo con la certeza de que al despertar mi princesa menor y no encontrarme, estiraría sus bembitas y retorcería los ojos como muestra de su gran enfado por no haberla llevado al desfile por el Primero de Mayo.
Y así fue, al regresar y abrir la puerta de la casa, recibí como saludo mañanero un buen regaño: “¡Mamá…!, por qué no me despertaste, yo quería ir, es la primera vez que no voy a la marcha”. Las disculpas no fueron suficientes, pero su rostro fue suavizandose cuando comencé a contarle cómo había quedado. Sigue leyendo

Trabajadores apuestan por Cuba

Por Karelia Álvarez Rosell

 

Fotos: Arturo Enamorado, Gerardo Mayet y Karelia

La mañana presagiaba lluvia; sin embargo, la gente de mi Isla salió temprano en la mañana de sus hogares porque la Patria los llamaba. Pocos quedaron en casa, hasta una pequeñita de unos tres años. vestida con su traje de abejita, quiso acompañar a su mamita porque quería dar su amor por esta Cuba, que la protege, le da alegrías y derechos.

Es Primero de Mayo y mi Municipio, todo, es una gran fiesta del proletariado; ese que en masa compacta fue a respaldar la Revolución , a solidarizarse con los procesos revolucionarios del mundo y apoyar a quienes en otras regiones reclaman trabajo, seguridad, justicia, hogar, educación, salud… el respeto por los más elementales derechos de los seres humanos. Sigue leyendo

Mayo convoca

Por Karelia Álvarez Rosell

Amanece en la Isla, en esta isla rebelde, de Martí, Fidel, moncadistas… que se viste de proletaria y donde el andar de los pineros rompe el ritmo habitual porque mayo convoca.
Allá van los obreros en busca del punto de concentración de los afiliados a sus sindicatos. Veo hasta impedidos físicos en sus sillas de ruedas, al médico, al maestro, al barrendero, al cuentapropista y   niños que llevan a sus padres del brazo porque no quieren faltar al desfile, ese  devenido en fiesta porque en Cuba cada primero de Mayo es toda una festividad. Sigue leyendo