Madre en apuros, pero feliz

DSC03820Por Karelia Álvarez Rosell

Entre cursos, reuniones, el ajetreo para la puesta en marcha de la página web del Victoria y otras responsabilidades, he estado un poco distante de ustedes, pero demás está decirles cuánto disfruto este espacio y el contacto con mis fieles seguidores.
Inmersa en tantos quehaceres, también he sido una madre en apuros. De repente me vi atrapada en decisiones difíciles: acompañar a mi hija pequeña en sus pruebas finales de sexto grado o a la mayor en su primer concierto dentro de la enseñanza Media, en La Habana.
Pero las súper mamás tenemos la cualidad de ingeniárnoslas y buscarle soluciones mágicas a esos conflictos en los que a veces la vida nos atrapa, más cuando una asume la crianza de los hijos sola, ya sea por decisión propia, ruptura matrimonial o las circunstancias.
Precisamente por esas determinaciones en pos del “bienestar familiar”, en ocasiones me siento con tentáculos, así como un pulpo, al intentar darle salida a muchos asuntos a la vez, entonces me veo ahuyentando la melancolía con poquitos, zurciendo afectos debido a la prolongada ausencia o restaurando las noches para obsequiar mejores días. Sigue leyendo

Anuncios

Eso quiero, ahuyentar la ausencia

MadrePor Karelia Álvarez Rosell
A quienes acostumbran dar una vueltecita por Kotorra, quiero que sepan que no los tengo abandonados. Desde hace algún tiempo realizo algunas funciones que me ocupan mucho el tiempo, entre estas una nueva propuesta para la página Web del periódico Victoria.
Sonrío porque ahora intento justificar un prolongado distanciamiento y no existe razón alguna para no haberles dejado tan siquiera una señal a las personas que detienen su paso para entrar a mi página personal, máxime luego de deleitarme con un video que una amiga argentina me obsequió víspera de mi cumpleaños.
En aquel instante le agradecí por el obsequio y en estos momentos se lo reitero: Gracias Verónica, pues tuve la posibilidad de reflexionar y sonreír durante más de dos horas una magistral conferencia de la psicóloga chilena Pilar Sordo, quien entre tantos mensajes en torno a la familia, la relación de pareja, la mujer, los hombres…aseguró que nada justifica la ausencia. Sigue leyendo