Kotorra cumple un año

Por Karelia Álvarez Rosell
No saben cuánto he esperado este momento: ¡Mi primer año! Es más, cuando decidí emprender el vuelo – ya saben, toda temerosa e insegura, pero con el apoyo de una paloma que vuela por los parajes del centro de Cuba– no tenía la certeza de poder mantenerme en el ciberespacio.
Tal timidez era normal, imagínense, acostumbrada a volar por Los Indios, ese  paraíso de la avifauna considerado como la más importante reserva ecológica de la Isla de la Juventud y uno de los más significativos sitios de conservación del país y quizás del resto del mundo. Sigue leyendo

Anuncios

Revoletea Kotorra

Por Karelia Álvarez Rosell
Pueden creerlo o no, pero desde hace varios días duermo con un ojo abierto y otro cerrado: uno hacía el intento por descansar y el otro lo tenía puesto en la máquina para ver el preciso momento en  que llegaba a las mil visitas.
Y la mañana de hoy me dio ese inmenso placer. Ya pueden imaginarse el revoleteo que armé por estos bellos parajes de Los Indios en la Isla de la Juventud, las demás aves –como las grullas, que se vanaglorian por ser las más grandes de Cuba– no entendían  por qué de repente volaba de una palma barrigona a otra.
No importa. Los más avezados en esta red que se conforma en el país como una auténtica blogosfera sí sabrán comprender las razones de ese acelerado palpitar que estoy sintiendo, máxime cuando comencé a volar en el ciberespacio, con cientos de temores por ser tan pequeñita, hace tan solo unos cuatro meses. Sigue leyendo