Caruca, atrapada por Formell

Formell 3Por Karelia Álvarez Rosell

Caruca, así todavía algunos me llaman y en parte se lo debo a Juan Formell, el legendario director, bajista, arreglista, compositor y cantante de Los Van Van, a quien hoy con el corazón estrujado le damos las ¡GRACIAS! por tanto.
Aunque el apodo viene de la emblemática pareja de baile: Caruca y Rosendo, también se lo adjudico a Juanito y su orquesta porque con ellos me hice –por favor, discúlpenme la inmodestia– muy buena bailadora de casino.
Y no solo yo, pues fuimos varias las generaciones las que bailamos en los quince, plazas, pasillos escolares o en el parque Guerrillero Heróico de mi ciudad, donde hacíamos ruedas de casino de hasta veinte parejas. ¡Qué tiempos aquellos!
Yo recuerdo que el peor castigo que me podría dar mi madre era no dejarme ir al parque, ahí sí me daba Changó con y sin conocimiento, porque a la locomotora de Cuba le debo ese sentimiento que siento por la salsa o el son.
Ahora que se le rinde merecido tributo a Formell, cuya música se le fue de las manos para ser del pueblo, evoco el día que mi hermana, siendo una niña, se le escapó a nuestra madre para participar en una competencia de baile, precisamente con las melodías de Los Van Van.

Sigue leyendo