“Quieros” para quienes saben amar

DSC_0232

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Karelia Álvarez Rosell

Cristian, es el nombre de mi vecinito, ese que me desmorona cuando escucho de su diminuta boca la palabra “tía”. Él tiró a su mamá de la cama bien temprano porque sabe que hoy es el Día de los Niños y quiere que lo lleven a pasear para ver a los payasos, comer golosinas y lograr tener un carrito nuevo.
Desde los bajos del edificio me da gritos para que lo felicite, lo sorprenda con algún dulce y lo elogie con esa gorra nueva que le compraron para que el sol no haga de las suyas en su menudo cuerpo.
Lo veo partir feliz, tal como amanecen las niñas y los niños en este pedacito de Cuba, donde como en cada rincón del país se les prioriza a pesar de las estrecheces, juegan, comparten, sueñan, aprenden y desarrollan sus habilidades. Sigue leyendo