Confesión…

siluetas-libre-de-parejas-de-enamorados_18-9186

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En ocasion del 14 de Febrero, Día del Amor y la Amistad

Por Karelia Álvarez Rosell
¿Pensaron que no iba a escribir este día?, pues no, cómo pasar inadvertido una ocasión tan especial como el 14 de Febrero, un día en que han querido venerar al único sentimiento que trastoca el mundo, nos desordena y hace ver la vida de otro color.
Y aunque se ama los 365 días del año, es bueno que exista uno para que las personas le digan a otras cuán importantes son en sus vidas, para darle paso al beso apasionado, al abrazo, a la canción, la postal, al verso o un te quiero, te extraño, te necesito…
Ya cuando la piel no luce la lozanía de los años mozos, una se atreve a hacer ciertas confesiones. Por ello hoy desamarro las palabras, necesito decir que he amado y amo con intensidad a mis hijas, mi madre, mi novio, mi esposo, mi amante, mi compañero, mi familia, mis amistades, mi profesión… todos me resultan imprescindibles. Sigue leyendo

Anuncios

Simplemente, amigas

amigasPor Karelia Álvarez Rosell

Todavía late en nuestra mente y en el corazón ese encuentro casi improvisado, donde no importó si unas venían de ese llamado primer mundo que lagrimea por la crisis o de una de esas islitas perdidas en el Mar Caribe.
Qué interesaba el lugar de la cita, las lluvias que se empeñan en humedecer los días en mi terruño, las ocupaciones, el ajetreo de la vida cotidiana ni el calor debido a ese Astro Rey que cada vez más se empeña en hacer de las suyas.
Nos movían los sentimientos, la amistad, los recuerdos de la década de los 80, cuando éramos estudiantes; para entonces le sacábamos brillo a los kikos (zapato escolar), aprendíamos a bailar casino, chapeábamos las plantaciones citrícolas, comíamos toronjas, dormíamos en las cortinas de pino, jugábamos al burrito 21, preparábamos matutinos o nos daba la madrugada en el docente por la proximidad de un examen.  Sigue leyendo

Con un poco de AMOR…

Por Karelia Álvarez Rosell14defebrero3_zps0b34280e

 

Con un poco de amor no solo nuestro cantautor Silvio Rodríguez vive, yo también soy de esas apasionadas que no se cansa de amar porque soy alguien, sobrevivo, me salvo, enriquezco, comparto… y siempre queda un poco de amor.
Cuántos poetas, cuántos de los desentendidos del verso hemos descifrado el más noble de los sentimientos, ese, el inexplicable, insólito, extraordinario, que llega así de súbito, muchas veces cuando uno menos lo espera y se apodera de todo, nos trastoca y nosotros, con cara de tontas o tontos, nos dejamos llevar por su insaciable fuerza. Sigue leyendo