Ale será homosexual, pero es mi hijo

madre e hijoDÍA MUNDIAL CONTRA LA HOMOFOBIA

Puede llamarse Gladys o Moraima, pero sí es una madre que si bien le impactó la noticia, prefirió no renunciar a su Alejandro a pesar de su orientación sexual

Por Karelia Álvarez Rosell
¡Mira qué bien!, me dije cuando supe que esta jornada cubana contra la homofobia, estaría dedicada a la familia, porque a mi juicio es ahí donde deben centrarse los esfuerzos por ser precisamente un espacio de fortalezas educativas y afectivas.
¿Qué hacer? También me pregunté y fue cuando la idea de dialogar con una madre, cuya hija o hijo tuviera una orientación homosexual, deambuló por mi mente, pues disímiles historias se han tejido durante años en torno a este tema en las familias debido a pensamientos retrógrados, los cuales tienen antecedentes históricos y culturales.
No vayan a pensar que fue fácil convencer a Gladys, al final accedió, pero con la condición de no revelar su nombre; por supuesto, accedí. Es una mujer cincuentona, me invita a su casa. Al llegar ocupo una butaca, mientras va en busca de café y un cigarro para ella; se sienta, respira y dice: “Ya estoy lista, qué quieres saber, cómo asumí a mi hijo homosexual?
Sus palabras iniciales no dejaron de impresionarme, luego comprendo la coraza de aquella madre, que como de manera sabia dijo Martí son corazón y no razón.
Tengo dos hijos, una hembra y un varón, ambos son mi vida, desde pequeños se identificaron mucho. Siempre estuvieron rodeados de cariño. Alejandro es el mayor. Nunca me percaté de nada, cada uno de ellos tenía su círculo de amistades.Apaga el cigarrillo, sus manos sudorosas recorren su rostro, se levanta y enciende el ventilador; vuelve al asiento y retoma la conversación.
Su papá y yo comenzamos a tener problemas como pareja cuando conocimos que Ale tenía una orientación diferente a la heterosexual. Imagínate, fue un golpe muy duro, me imagino que nadie quiere que sus hijos sean de esa manera.
Yo lloré muchísimo, por mucho que hablamos, sí, porque siempre hemos tenido buena comunicación, nunca desistió, al contrario me confirmaba su preferencia; fue duro, su papá no solo se fue de la casa sino también de la Isla, sentí que el mundo se me venía abajo.
Gladys respira profundo, sus ojos se humedecen, por un instante pierden el brillo; recobra el vuelo.
Mi hija nunca me dejó sola porque hasta Ale se apartó de la casa, desde La Habana me llegaban sus saludos; ella y una sicóloga amiga mía me ayudaron a superar todo lo que me había pasado en un abrir y cerrar de ojos, fueron muchas cosas a la vez.
Tan solo pensaba en cómo traer a mi Ale de regreso, por lo menos hacerle comprender que esta era su casa y que yo seguía siendo su madre, porque él nunca iba a dejar de ser mi Alejandro, esa criatura que concebí con tanto cariño y salió de mí.
Debo decirte que alrededor de la homosexualidad se han escrito historias muy tristes, en actividades a las que he asistido he visto a muchachos que han pasado mucho, lo inimaginable, porque todavía no han sido aceptados en el hogar; yo entiendo que todavía quedan rezagos del pasado, pensamientos machistas o sexistas, pero… ¿renunciar a un hijo o una hija? Está duro, es fuerte esa decisión. Yo opté por apoyar a Ale, para continuar enseñándole a ser un ser humano de bien y respeto desde su orientación sexual.

Anuncios

11 comentarios el “Ale será homosexual, pero es mi hijo

  1. se necesitan personas de bien en este mundo………..sólo eso……….HOMOFOBIA, RACISMO, CRUELDAD…….son palabras q ojalá no existieran

    • Pienso lo mismo, no se debe discrininar a ningún ser humano ni por su orientación sexual, color de piel, religión….todos tenemos derechos y cabida en este mundo.

  2. Yo no tengo nada en contra de los homosexuales, pero no me gustaría que mis hijos tuviera una orientación sexual fuera de lo normal, porque para mí lo normal es mamá, papá y nené.

  3. La sociedad cubana se caracteriza por ser una sociedad sexista, y aunque ha dado pasos a favor de la tolerancia y el respeto a las diversas formas de relación sexual, mucho tiene aún por recorrer en el camino de la inclusión. Desde hace algún tiempo Cuba impulsa una estrategia para saltar las barreras del silencio en torno al tema y ganar espacios en la agenda pública y mediática.

  4. Maria Elena la homosexualidad no se elige, no es algo que la persona quiso ser, simplemente es. Cuando un hijo o una hija dicen en casa, soy homosexual, es difícil porque todavía muchos no estamos preparados para ello, pero los padres tenemos la oportunidad de ayudarlos a ser felices y personas integradas a la sociedad, ese es el gran poder de la familia.

  5. TEMA CANDENTE PARA MUCHAS FLIAS, LA POSICION DE LA MAMA ES CORRECTA, A LOS HIJOS NUNCA SE LES DA LA ESPALDA SEAN CUALES FUEREN SUS PECADO…NO OLVIDEMOS QUE ANTE TODO SE ES MADRE…SIEMPRE IMPACTA EN SUS INICIOS UNA NOTICIA ASI, PERO LA AYUDA ES ESENCIAL…..ES HORA DE CAMBIAR DE MENTALIDAD Y DESPOJARNOS DE LOS ARRAIGOS DEL PASADO.

  6. Gracias, María Bárbara por escribir en mi blog, es un honor jajaja Precisamente por la incidencia tan positiva que tiene la familia en el comportamiento de las personas, es que se le dedica esta jornada. Para mí hay una palabra que me gusta mucho: respeto. Abogo por el respetoa uno mismo como a los demás. Y esta es una excelente oportunidad para lograr mayor concientización de los ciudadanos acerca del respeto del individuo a elegir con quién desea compartir su vida.

  7. Karelia, es un tema que como mamá tengo muy elaborado. Me preparé para eso. Tengo dos hijos y siempre dije porque así lo sentí que si fueran homosexuales lo aceptaría porque por nada del mundo, perdería a mis Hijos. Los Amo.

    Desde antes de ser mamá, mis Amigos/as no podían demostrarse sexualmente diferentes. Pertenezco a una generación muy reprimida. Fue a través de Freddie Mercury, mi ídolo en la música que aprendí a entender y a aceptar.

    En cuanto al pasado, no era raro ya que muchos los artistas plásticos, músicos, escritores a los que tanto admiramos eran homosexuales.

    Gracias por la Nota!!!!!

  8. Sí, Marce, antes era mucho más complicado hablar del tema como también aceptar la diversidad sexual, de hecho, antes, la homosexualidad se vía como una enfermedad, pero poco a poco la gente se abre a los cambios. La realidad es que ningún ser humano debe ser discriminado ni por su sexo como tampoco por la raza, creencia…. Yo también haría lo mismo que tú y muchas madres como las de esta historia. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s