Mamasitas

madrePor Karelia Álvarez Rosell

Vuelve mayo con su olor a lluvia y las inmensas ganas de recordar las proezas de esos seres extraordinarios, que tienen la exclusividad de abrigar en su vientre a criaturitas, darle continuidad a la vida y, por si fuera poco, hasta dones de cartomántica al presentir si trae hembra o varón.
¿Qué decirme a mí misma?, ¿qué decirle a mi madre adorada: Ceci, Paula, Yiya…? ¿qué decirle a mi hermana?, ¿qué decirle a mis amigas?, ¿qué de nuevo decirles a quienes en el futuro lo serán, a aquellas que ya sienten las pataditas en sus pancitas como caricias o a las mujeres que llevan de la mano a sus críos por los vericuetos de la vida?
Pues, a mí misma, me doy las gracias por haber sido tan sabia al haber decidido tener a mis dos princesas, esas que son carne de mi carne, sangre de mi sangre; mis desvelos, risas, llantos, esperanzas, fortaleza…mis sueños.
La llegada de mis K y su disfrute han acrecentado ese amor incalculable que siento por mi madre o mi “panetelita borracha”, no porque ande siempre bajo el efecto del alcohol , de hecho no le gusta, sino porque es de masa suave y esa miel que endulza, calma y alivia.
Siempre mayo nos invita a hacer magia, desandar las calles o tiendas en busca de un regalo, a pasar por intrusas o intrusos por apropiarnos de flores del jardín ajeno, de escribir postales a oscuras para no ser descubiertos y hasta de convertirnos en el mejor de los poetas porque las mamasitas somos inspiración.

Solo nosotras vemos la belleza en nuestros hijos, incluso, hasta al nacer, así, madre 1arrugaditos; tenemos una gran capacidad para personarlos cuando adornan las paredes con sus primeros trazos, nos desordenan las gavetas o el escaparate para jugar a las casitas y las escondidas o sin permiso se ponen nuestro vestido y zapatos aunque sea el único que tengamos.
A mí, a Doña Ceci, mi hermana, mis amigas madres y todas las mamasitas les mando una nube cargada de besos y cariños por nuestra tolerancia, paciencia, ímpetu, fiereza; por ese don para que todas las cuentan nos den y esos poderes curativos que llegan en el momento preciso y con las palabras justas para calmar las tormentas.
Y por las enseñanzas, por ayudarlos a levantarse ante las caídas, mostrarles los amigos de verdad, hacerles comprender que la familia es sagrada y ni aun estando fuera de la Patria se romperían los lazos porque el amor entre madre e hijos no cree ni en distancias.
Mamasitas, sé que nos merecemos todos los días de este mundo, pero dediquémonos este segundo domingo de mayo y que el beso cálido y tierno de nuestros hijos nos lo convierta en mágico.

 

 

Anuncios

5 comentarios el “Mamasitas

  1. Antes de conocerte ya te decía ^MADRAZA^ y no me equivoqué!!!! Gracias por incluirme en éste mensaje. A traves tuyo le envio Felicidades en este Dia de la Madre a tu Mami divina y a tu hermana!!! Feliz Dia de la Madre Karelia !!! Lluvia de Besos para Ti!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s