Sin renunciar a la vida

DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA9044591-apariencia-del-rostro-de-mujer-en-manchas-de-color-rosas-negros-gris-y-blancos

Por Karelia Álvarez Rosell

Ya me habían comentado acerca de su conmovedora historia, nos citamos para el parque de Los Hexágonos uno de estos días en que el tiempo en mi isla refresca y nos incita a sacar los abrigos.
Llega a nuestro encuentro. Jamás imaginé encontrármela tan joven, jovial y pletórica de vida, en verdad pensé conversar con una persona con más edad, pero Alejandra (este no es su nombre verdadero, me pidió no publicar el suyo) no renuncia a sus sueños porque según ella por alguna razón todavía permanece entre nosotros.
El mundo se le vino encima cuando en el 2005 le confirmaron el contagio con el SIDA; sin embargo, reconoce que aunque la noticia la estremeció porque para ello una nunca se prepara, podía pasar por la vida tan desorganizada que llevaba.
Cuando aquello acababa de cumplir 16 años. Le había prometido a mi mamá que esperaría después de los 15 para tener relaciones sexuales, se lo dije para que me dejara tranquila, pero eso nunca fue así; la separación de mis padres me cambió, de princesa pasé a no sé qué…Todo resultó muy duro para mí, tenía la atención y protección de ambos, era el centro de todo hasta aquel día en que vi a mi padre cargar con su ropa e irse con otra mujer, se me quiso unir el cielo con la tierra; la niña aplicadita se convirtió en toda una adolescente rebelde, bien rebelde, todos se sorprendieron con el cambio.
Con el paso del tiempo y los golpes que te da la vida una adquiere madurez; sin embargo, aquella vida loca, de tomadera, fumadera, llegadas tardes, relaciones promiscuas, ausencias a la escuela y de la casa, ambiente desfavorable en el hogar, imagínate, mi mamá se volvió a casar, tenía entonces un padrastro borracho, que nos maltrataba y golpeaba…
Mi casa dejó de ser mi castillo y ya no me gustaba quedarme en ella, por lo que me refugié en la calle, me iba con mis amistades, en esa etapa el grupo incide mucho en las decisiones que una toma. Tuve muchas parejas, hasta me propusieron tener sexo por dinero…
Sus ojos se humedecen, una lágrima corre por su mejilla, voltea la cara y sus palabras se entrecortan, es como si un nudo le apretara la garganta.
Lo supe de casualidad, por otra persona porque el muchacho que me contagió nunca me lo dijo. Yo no tenía la gravedad del hecho. Me embullaron para hacerme las pruebas y no hubo necesidad de repetirla porque ahí estaba el resultado positivo.
Si de algo sirvió la noticia fue para que mi mamá se preocupara más por mí, nos uniéramos; ya mi padrastro no vive en casa. El día que fui a decírselo se quedó, la pobre, con la boca abierta, me abrazó llorando, no teníamos consuelo.
Luego vinieron los tratamientos, por suerte, gratuitos y hospitalizada en el sanatorio en La Habana. Una psicóloga nos ayudó muchísimo a las dos. Dejé atrás ese mundo y pude pasar un curso de peluquería, gracias a la Federación de Mujeres Cubanas, a eso me dedico en estos momentos.
Me cuido mucho, soy más rigurosa con los horarios, ahora le doy más valor a cuanto me rodea. Hay que orientar mejor a los adolescentes, sobre todo la familia, porque muchas veces no saben lo que hacen, o se creen que sí saben y luego ya es tarde, así me pasó.
Sueño con tener un buen compañero, se me han acercado unos cuantos, pero necesito uno que sea capaz de entenderme, aceptarme y de sobreponerse a todo. No será fácil, pero no renuncio a soñar, menos a la vida.

Anuncios

2 comentarios el “Sin renunciar a la vida

  1. Así es, Vero, esa es una triste realidad, detrás de algún trastorno conductual resulta casi obligatorio hurgar en la familia, la cual en ocasiones no sabe cómo brindarle una adecuada orientación a sus hijos y tampoco busca la ayuda especializada. Debemos preocuparnos y ocuparnos más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s