Y me vestiré de color naranja

AltoalaViolenciacontralasMujeres2Este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación contra la Mujer

Por Karelia Álvarez Rosell

La invitación es a ponerse una prenda o accesorio de color naranja este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, como muestra de rechazo a toda manifestación de maltrato a las féminas.
Y como fiel defensora de los derechos de las mujeres y oponente a cualquier expresión de agravio, me pondré este lunes mi blusa color naranja en repudio a esa pandemia global que lleva nombre de violencia, sufrida en la actualidad por más del 70 por ciento de la población femenina en el mundo.
Aún cuando en muchas ocasiones la violencia, ya sea física, psicológica, doméstica, patrimonial, económica, sexual… se silencia por miedo u otra razón, se calcula que cada año entre 500 000 y 2 millones de personas de trata, lo que las lleva a la prostitución, a realizar trabajos forzados, a la esclavitud o a la servidumbre, de esta cifra el 80 por ciento de las mujeres y las niñas son víctimas.En nuestro país fue hasta la década de los 90 del pasado siglo en que empiezan a cobrar auge los estudios sobre el tema. El interés por la investigación de este fenómeno es marcado y creciente, lo cual ha permitido conocer y profundizar en las particularidades del fenómeno.
Según criterios de los especialistas la violencia de género en Cuba  es un problema a nivel nacional, aunque hay indicios de que ocurre con mayor frecuencia en la región oriental del país y sus principales escenarios suelen ser en las relaciones amorosas y el interior del ámbito hogareño, donde la mayoría de las veces existe una historia de violencia doméstica en la infancia.
Los trabajos realizados, también, posibilitan determinar que no existe un perfil especial para describir a la mujer maltratada o el hombre agresor; entre las causas más frecuentes de agresión se encuentran los celos, el alcoholismo, problemas económicos y frustración.
En Cuba todavía no existe una regulación específica que proteja a la mujer de los maltratos no físicos; pero se aspira incorporar en el futuro dentro del Código Penal un capítulo o un título independiente que aborde el tratamiento que se le deben dar a las personas que son objetos de violencia en el caso de la mujer, los ancianos y los niños.
A pesar de lo anterior existen espacios para recibir ayuda, tal es el caso de la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia en la sede de la Federación de Mujeres Cubanas de cada territorio; sin embargo, las víctimas muchas veces prefieren silenciar el suceso debido a los temores que tienen y la persistencia de los mitos en torno a la violencia.
Es cierto, mañana será 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, aprobado desde 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, pero lo importante es hacer de esta jornada un período permanente.
Mientras tanto desde el día anterior alisto mi blusa de color naranja.

Anuncios

3 comentarios el “Y me vestiré de color naranja

  1. Tremendo flagelo x el q pasamos tantas mujeres!!!!!! Me sumo a la campaña. Gracias a Dios, de a poco, las mujeres van tomando mas conciencia y se atreven a denunciar aunq faltan mejores leyes q las protejan!!!!

  2. Kotorra pelea, que todavía hay quién quiere que la mujer le sirva de objeto y creadores que las ponen a enseñar lo que les deben descubrir con amor

  3. Por lo menos Kotorra no se cansará, y hará cuanto pueda para que la mujer se desprenda de sus temores para defender más sus derechos y se quiera más ella misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s