Flores para nuestro Camilo


Por Karelia Álvarez Rosell

La historia se repite cada octubre y es el único mes en que la abuela Hilda no pelea porque su jardín amanezca sin flores, ella sabe que por esta fecha diminutas manos las arrancan para regalárselas a ese Héroes que los pineros nombran el hombre del sombrero alón y de la sonrisa amplia.
Niñas, niños, jóvenes, y gran parte de los pineros vuelven a asaltar al almanaque, se han ido para las cercanías del río Las Casas a nublarlo de flores en recordación al entrañable Camilo. Este gesto es símbolo del recuerdo al guerrillero de la Patria, a quien a través de los años varias generaciones insisten en mantenerlo vivo en la memoria, alimentándola con sus incontables anécdotas de su quehacer humano y revolucionario, siendo uno de los pilares fundamentales de la gesta armada que derrotó a la tiranía pro imperialista del dictador Fulgencio Batista el Primero de Enero de 1959.

 

Es difícil olvidar a Camilo Cienfuegos Gorriarán, al humilde sastre de oficio, con un temperamento jovial y una inigualable franqueza, con la que ganaba amigos desde el primer encuentro, tales cualidades lo convirtieron desde muy temprano en uno de los más carismáticos dirigentes de la Revolución Cubana.
Al mar o los ríos van a tirarle flores cada año y hasta allá han ido los pineros en esta mañana para evocarlo y hacerlo eterno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s