El eterno joven

Por Karelia Álvarez Rosell

Fotos: Emilio Pérez Pérez

Desde pequeña aprendí a quererlo; mis padres y luego los maestros en la Primaria y demás niveles de Enseñanza se ocuparon de engrandecer ese sentimiento a través de los libros, fotografías y anécdotas acerca de aquel niño de Birán, antigua provincia de Oriente.
Al crecer, tener mayores referencias y contemplarlo en la pantalla chica durante un desfile, en uno de sus enérgicos discursos, en la inauguración de alguna obra social o económica o tenerlo tan cerca en una de sus visitas a la Isla, me dije que quizás los padres de Fidel Alejandro jamás imaginaron que las cualidades que encierra el nombre de su hijo: Fidelidad y Grandeza, lo acompañarían por el resto de su vida.A Fidel, nuestro querido Fidel, que este 13 de agosto celebra sus 86 años, se le quiere, admira y respeta en Cuba y más allá de las aguas que rodean a nuestro archipiélago. Sobran las razones, como esa constancia y defensa de las casusas justas y nobles.
Todavía lo vemos, pese a sus más de ocho décadas de existencia, como el joven rebelde, guerrillero, el gran estratega en tiempos de guerra, de valiosas ideas y luchador no solo por la soberanía de su Patria sino por ese mundo que puede ser mejor.
Recuerdo su sonrisa en los encuentros con los niños, a quienes dedica sus mayores esfuerzos; también con los jóvenes, por considerarlos los continuadores.
Aún me conmuevo cuando evoco la ocasión en que llegó, no hace mucho, a la sala del Palacio de las Convenciones con una fresca camisa a cuadros roja y blanca, saludó y les sonrió a los jóvenes, con quienes sostuvo un animado encuentro acerca de los peligros que corre el mundo de hoy.
Y les dejó un mensaje en el cual preguntaba: ¿Por qué tienen que morir nuestros niños y nuestros adolescentes? ¿Por qué tienen que morir nuestros jóvenes? ¿Por qué tienen que desaparecer las inteligencias donde tantas virtudes podrían sembrarse y cultivarse? ¿Por qué tienen que morir sus padres en guerras fratricidas?
Cuánta preocupación por los nuevos, por ello pienso que en este Día Internacional de la Juventud volvería con otros por qué y la necesaria convocatoria para luchar contra la desigualdad y la explotación que hoy sufren muchos jóvenes en el planeta; así como a solidarizarse con esa causa hermana y aportar nuestro granito de arena en las transformaciones para asegurar su futuro que es, en definitiva, el futuro de la humanidad.
Nos reconforta tenerlo, seguirlo en sus Reflexiones. Por su humildad, afán de justicia y grandeza humana es por siempre nuestro Comandante en Jefe. Fidel, el eterno joven de Birán y Cuba, continúa siendo la brújula para la Humanidad.

Anuncios

3 comentarios el “El eterno joven

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s