Fiesta y pachanga

Texto y fotos Karelia Álvarez Rosell

La noche de este domingo primero de abril se engalana con los fuegos artificiales; el espectáculo anuncia el cierre de las fiestas pineras, esas que durante tres días han sido del disfrute de los habitantes de la Isla.
No pocos arrollaron detrás del contagioso sonido de los tambores de la conga, otras prefirieron bailar hasta el cansancio con el grupo musical Kola Loka o la Original de Manzanillo; mientras algunos salieron en familia a probar suerte en los juegos de azar organizados, tomarse unas cervecitas bien frías o degustar una de esas comidas criollas elaboradas fuera de casa.
Muchos hemos quedado satisfechos con los paseos y el carnaval infantil, donde se impuso el colorido, la creatividad, el buen gusto y la calidad de las coreografías; las cuales hablan por sí solas del desempeño de los instructores de arte.

Mi pequeña me recuerda que no olvide mencionar al proyecto cultural La Colmenita, que en días recientes hizo su estreno en el territorio y ahora alcanzó el Gran Premio, por sus composiciones danzarias, el rescate de las tradiciones infantiles y musicales.
Un toque especial le dieron a las festividades los trabajadores por cuenta propia, quienes en esta oportunidad se multiplicaron debido a su apertura y les dieron la posibilidad a los pineros desde el deleite en parques infantiles con barcos, montañas rusas, aviones o trencitos hasta la oferta de confituras, artículos domésticos, ropas, bisutería, comestibles…
Estas figuras cada vez alcanzan mayor auge en el escenario económico cubano como parte de la necesaria actualización de un modelo que transita ineludiblemente por el cauce socialista con las miras puestas en lograr eficiencia productiva, competitividad comercial y gratificantes servicios públicos, entre otras metas que redunden en mejores condiciones de vida para la población.
Los pineros agradecen estos tres días de fiesta y pachanga; a partir del lunes volveremos a la carga porque hay que trabajar bien duro y desechar cuanto no sirva en aras de renovar tanto al Municipio como a toda Cuba.

                                

Anuncios

4 comentarios el “Fiesta y pachanga

  1. gracias karelia,una ves mas nos permites a los que estamos lejos disfrutar con lujos y detalles de todos los acontecimientos que pasan en nuestra islam,me encanta tu trabajo,y no porq te conosca sino por que tu trabajo asi lo acredita eres una de las mejores periodista que conosco,sigue asi amiga ,que tengas un buen despertar para que nos sigas alimentando el intelecto con tus escritos

    • Fueron muy modestas las fiestas, los trabajadores por cuenta propia fueron protagonistas, pero la gente disfrutó de lo lindo; al amanecer el lunes todavía escuchaba desde mi casa la música y el bullicio de los bailadores. Los pineros como los cubanos nos merecemos estos festejos por batallar tanto, un fuerte abrazo para ti, Angélica.

  2. Que buenos recuerdos de aquellas fiestas hasta el amanecer…., me quedo con ellos en lo mas profundo de mi corazón y amor por esa isla, saludos y espero hayan disfrutado por los que no estamos, jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s