Natalia ama la religiosidad popular

Diáfana, elegante, culta y ataviada con sus collares, que no son un adorno, sino su protección, la etnóloga cubana Natalia Bolívar presenta su libro Orisha Ayé, concebido con la coautora Valentina Porras Potts, en la XXI Feria Internacional del Libro, en Isla de la Juventud
Por: Mayra Lamotte Castillo
Fotos: Gerardo Mayet Cruz

Diáfana, elegante, culta y ataviada con sus collares, que no son un adorno, sino su protección, la etnóloga cubana Natalia Bolívar Aróstegui presenta su libro Orisha Ayé, concebido con la coautora Valentina Porras Potts, en la XXI Feria Internacional del Libro, en Isla de la Juventud.

A diferencia de lo que muchos piensan, el interés de la afamada investigadora por la religión afrocubana no le vino por la vía académica mediante las enseñanzas de Fernando Ortiz y Argelier León, sino a través de su nana negra por trasmisión oral.
“Amo la religiosidad popular, la siento en la sangre: estuve en África, en Camerún, en busca de las sociedades secretas; fui a Haití y he hecho estancia con los indios americanos”, aclaró al auditorio reunido en el Museo Municipal de Nueva Gerona al responder a una pregunta antes de la presentación del texto, que algunas de las personas adquirieron y llevaron a casa con la rúbrica de la intelectual.

Todavía emocionada por su regreso al territorio pinero, después de tres años, y el reencuentro con Lázaro González Pérez, antiguo compañero de labor, Natalia explica que Orisha ayé lo escribieron hace más de 20 años y gracias a la editorial José Martí lo desempolvaron y sacaron a la luz.

“El volumen pone de relieve –acota– el estudio comparativo de varias religiones que se conformaron a través del tiempo y tienen una posible equiparación con los complejos religiosos de origen yoruba en Cuba, como la Regla de Ocha o santería”.

La especialista expuso que las Antillas Mayores y Menores y territorios continentales como Brasil, Suriname y Venezuela son naciones con un común denominador de rasgos culturales y espirituales, cuya raíz es África y el objeto de estudio América.

Diversas preguntas respondió acerca de sus volúmenes Los Orishas en Cuba –libro cumbre en la literatura religiosa cubana–; Opolopo Owó: los sistemas adivinatorios de la Regla de Ocha, continuación del anterior y pondera la temática de Ifá en nuestro país; el ensayo Ifá: su historia en Cuba, el cual hace alusión a oddunes, patakies, oráculos y las similitudes y diferencias de Ifá y Ocha, y Mitos y leyendas de la comida afrocubana, que menciona características de la sociedad secreta Abakuá, la Regla de Ocha, Palo Monte y Patakies de Ifá y plasma el menú predilecto de cada orisha.

Esta bella mujer, con un amplio historial revolucionario, cuyo signo zodiacal es virgo y en el horóscopo chino es perro, que significa la fidelidad absoluta a la amistad, dice prodigar amor, en especial a su familia y de hacer el bien.

Acompañada de Ana María Díaz Canals, directora de la Editorial José Martí, y de su hija Natalia del Río Bolívar, dijo no compartir la práctica religiosa como un medio de vida, pues defiende la ética y los principios de esta religión que son tan nobles y se sustentan en ayudar al prójimo; aseguró que su hija será la heredera de todo su legado, “de mi archivo que es muy grande, de los libros y de todo, porque se lo ha ganado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s