La alegría con rostro de niño

Por Karelia Álvarez Rosell
Así anda la alegría en Cuba, con rostro de niño, porque solo ellos saben querer, porque solo ellos tienen la magia de vestir los días de colores, de hacernos sonreír cuando llevamos el cansancio o la tristeza a cuestas, de curarnos con su ingenuidad o de esconderle un color al arcoiris sin que este se ponga bravo.
No sé por qué los llamados “periodistas libres”, esos que reciben migajas de la mafia miamense o instrucciones desde la SINA en La Habana para distorsionar la verdad de Cuba, no comentan cuánto significa la infancia en nuestro país, a la cual se le dedican los mayores desvelos.
Acaso les cuesta trabajo decir lo que se percibe en las calles, hogares, centros educacionales, hospitales, playas, áreas deportivas, teatros, parques… que los niños cubanos viven un mundo donde la belleza y la ternura están a flor de piel.
Créanme, no es apasionamiento, pero acá los pequeños tienen el privilegio de tejer fantasías y volar de manera libre por cada rincón de esta isla, donde no tendrán los juguetes más caros pero sí aquellos que los hacen soñar, despertar la imaginación y prepararlos como mujeres y hombres nobles y de bien.
Me gustaría comprender por qué tanto empeño en obviar que participan de manera libre en la vida cultural de la nación, reciben antes y después del nacimiento todos los cuidados, están protegidos de más de diez enfermedades peligrosas, por las cuales en otras regiones del mundo mueren cientos de pequeños y  al crecer pueden expresar sus opiniones en asambleas pioneriles y en congresos.
Cuando informes de la UNICEF confirman que: “En todo el mundo existen alrededor de 158 millones de niños y niñas de entre cinco y 14 años que trabajan, lo que equivale a uno de cada seis niños y niñas… Y agrega que en África subsahariana, aproximadamente uno de cada tres niños y niñas trabajan, cifra que representa más de 69 millones de menores de edad”, el gobierno cubano no escatima esfuerzos para asegurar una niñez feliz.
Tales lacayos, esos vendidos al imperio por baratijas, podrán seguir pasando “cursitos” en la SINA y continuarán retorciendo la verdad de Cuba; sin embargo, nunca podrán silenciar la verdad como esa tan palpable de que la alegría anda con rostro de niño. Esas personitas  despiertan cada día con la satisfacción de abrazar su inocencia.

                
               

Anuncios

10 comentarios el “La alegría con rostro de niño

    • Así es, Delpy, tan solo hay que mirar el rostro de los pequeños para darse cuenta de cuanta satisfacción hay en ellos por vivir en una patria donde se les respeta como seres humanos. Saludos.

  1. Kotorra qué bien estas fotos, con ellas sobran las palabras, si alguien dudaba de la felicidad de nuestros niños ahí les van estas fotografías, Kotorra sigue en tu andar buscando esos rostros felices de nuestros pequeños

    • Es verdad, las fotos hablan por sí solas, pero es fuerte la campaña de desinformación respecto a Cuba en muchas partes del mundo, por eso a algunos les cuesta trabajo creer; pero la verdad no la podrán silenciar.

  2. Los mexicanos que hemos visitado la mágica y hermosa Isla Azul en varias ocasiones en mi caso por aspectos Pedagógicos nada nos cuesta decir la verdad, “ el verdadero pueblo cubano vive orgullosamente feliz” a sus 53 Aniversario de la Revolución Cubana visitar ciudades fuera de la Habana es encontrase con gente linda, hospitalaria siempre alegre, culta, no se ve mendingar, niños explotados, por el contrario es un verdadero acto de nostalgia ver a niños con su uniforme escolar alegres jugar y transitar por los parques la mayoría solitos en grupos sin ningún peligro como lo hay en infinidad de países que se dicen cultos me llamo la atención un Espectacular letrero “En el mundo hay mas de 8 millones de niños explotados en Cuba ninguno”. Aunque me duela como mexicano decirlo, eso es una gran VERDAD.
    Kare como siempre recibe mis felicitaciones por tus reportajes.

    • Si cada cubano es un ente importante dentro de la sociedad, más lo son las niñas y niños, quienes, como usted mismo Néstor ha podido ver, son nuestras pupilas. Resulta admirable el nivel de instrucción y educación de nuestros pequeños, su seguridad y felicidad. Para ello hace falta mucha voluntad política y esta escasea en muchas partes del mundo, sobre todo en los países del Tercer Mundo. Gracias buen amigo y un afectuoso saludo.

  3. Querida Kotorrita pinera los verdaderos cubanos, asi como los verdaderos amigos de Cuba saben que solo son patrañas y mentiras de esos mercenarios que tratan de ensuciar la imagen de Cuba…nuestros niños son felices.

    • De su felicidad, nos consta; pero el imperio se vale hasta de los más sucios recursos para desacreditar a nuestro país; no obstante, como bien dices Cuba no está sola y cada vez son más los amigos que se suman a su defensa porque sabe del empeño para dignificar a su gente, muy a pesar de las escaseces.

  4. Ayyyyyyyyyyyy KOTORRA qué trabajo tan lindo, las imágenes hablan por sí solas como dice una colega. Los niños son las esperanza del mundo, el tesoro más preciado, pero los enemigos no quieren ver la realidad cubana por eso hay que ilustrársela una y otra vez.
    Gracias, gracias, gracias por ese trabajo, continúa así.

    • Así es, Niurka, una y otra vez… cuantas veces sean necesarias, ello no nos cuesta trabajo porque tal como esas sonrisas andan las bondades de nuestro sistema revolucionario. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s