Yudi… muy a gusto con sus guajiros

Por Karelia Álvarez Rosell

Foto: Arturo Enamorado López

Uno de estos días frescos de noviembre me puse mi atuendo para desandar por la campiña pinera y en áreas de La Reforma, un poblado distante de Nueva Gerona, encontré a Yudelaines Matos Andino, una de las tres mujeres que en la Isla de la Juventud dirige una Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS).
Andaba por las tierras de uno de sus mejores productores, Carlos Manuel Soto, más conocido por “Chispa”, precisamente por esa perspicacia que tiene para multiplicarse en sus suelos y sacarle el mejor provecho.
–¿Cómo aceptaste la propuesta?
No fue nada fácil, ¡imagínate!, se trataba de dirigir a 55 hombres, por demás con un machismo bien arraigado porque así es el campesinado a pesar de  los progresos y los años de Revolución, pero también ellos debían aceptarme a mí.

Yo en realidad soy ingeniera Agrónoma y me desempeñaba como supervisora en el Establecimiento de Tabaco y cuando conversaron conmigo, dije que iba a estar tres meses a prueba sino me iba bien retornaba al anterior puesto de trabajo.
Con algunos guajiros tenía cierta relación debido a los recorridos que hacía para ver las plantaciones de la aromática hoja; poco a poco fui llegando a cada uno de ellos, les trasmití mis conocimientos en cuanto a la carta tecnológica establecida para la siembra de cada cultivo; además de sensibilizarme con sus problemas.
Sí, es importante ver con cuánto esfuerzo labran la tierra, pues  carecen de recursos indispensables para las labores agrícolas; también recordemos que este es un sector en que si bien el hombre decide en las producciones, la naturaleza tiene una decisiva incidencia, y en los campos cubanos cuando no es la lluvia es la intensa sequía la que nos juega una mala pasada.
–Entonces, ¿cuál fue la principal traba para el desempeño?
La de ser mujer, pero ya me aceptan porque juntos vamos echando para adelante.
–¿Y el hogar, cómo te las arreglas con la familia?
¡Uf..! Llego a la casa bien tarde luego de visitar las fincas de mis guajiros, Chispa es el más distante y el día que vengo me paso la mañana y la tarde con él porque para entrar y salir de aquí no es nada fácil, lo mismo vengo a caballo que regreso en un tractor.
Explico lo anterior para que tengas una idea de cuán complicadas  son mis jornadas, pero me apoyo mucho en mi esposo e hijo mayor, ellos se ocupan de casi todas las labores de la casa, incluso, hasta de ayudar a la niña con sus tareas y no es que no lo haga, sí, pero el campo me ocupa mucho tiempo; eso es lo bueno de compartir los deberes.
–¿Principales armas para lograr la efectividad en el trabajo?
Siempre ando con la verdad en la mano, nunca les miento a los campesinos, valoro cuanto hacen, les demuestro a pie de surco cómo obtener loables rendimientos y leche, mire, ya andamos por los 48 000 litros, solo nos faltan 3 000 para cumplir el plan del año y lo vamos a acopiar.
En esta campaña de frío plantamos fríjol y tomate temprano pero las aguas lo estropearon. Yo andaba en la casa recién operada y al conocer de los estragos salí corriendo para el campo y en cada lugar me dijeron: “No se preocupe, lo vamos a replantar” y así fue, ahí viene la siembra muy bien espigadita. En verdad me siento muy a gusto con la tierra y mis guajiros, es esta la mejor recompensa.

Anuncios

2 comentarios el “Yudi… muy a gusto con sus guajiros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s