Flores para el más brillante de los guerrilleros

Cada 28 de septiembre florecen los mares, ríos, arroyos y presas en recordación a Camilo, el héroe eterno porque salió de las entrañas del pueblo
Por Karelia Álvarez Rosell
Fotos: Archivo
A mi vecina Anita no hay quien le arranque una rosa de su jardín, con tan solo imaginarse la cercanía de algún intruso se asoma por la ventana o deja la puerta entre abierta para cogerlo infraganti; el regaño de seguro llega.
Pero los 28 de octubre son diferentes, se hace la desentendida o como decimos por acá, la “chiva con tontera”, porque sabe que son para el hombre de la sonrisa amplia, el del sombrero alón, el Señor de la Vanguardia y el héroe eterno porque salió de las entrañas del pueblo.
Este año se cumple el aniversario 52 de aquel suceso que consternó a los cubanos. La noticia de su desaparición física puso en tensión a los de aquel entonces, todos anhelaban que Camilo Cienfuegos Gorriarán apareciera, pero los esfuerzos fueron inútiles.Desde entonces el querido guerrillero, el que supo compartir su única lata de leche con el Che porque ya no tenía suministros y libró mil batallas, se perdió en el mar para quedar eternamente en el recuerdo agradecido de su gente y guiarla con su ejemplo desde las profundidades.
Por ello, mi vecina no refunfuña, sabe que cada final de octubre el río Las Casas florece, y también ríos, arroyos, presas y lagunas; dondequiera que una corriente de agua recuerde el eterno fluir de la vida, se ven pétalos multicolores como expresión del cariño de las masas.

Y en ese mar de pueblo sobresalen los niños, que en filas tempranas acuden a depositar su ofrenda de amor a un hombre bueno, a quien aprendieron a querer a través de las anécdotas narradas por padres o abuelos, en las páginas de los libros de Historia de Cuba y en los retratos donde, mirando de frente y a los ojos, Camilo desnuda toda la ternura y sencillez que tipifica al  hombre humilde, al sastre, a uno de los más carismáticos dirigentes de la Revolución Cubana.
Ni la abuela Anita ni otra persona se molesta porque le arranquemos las flores del jardín cada 28 de octubre porque como bien dijera el Che Camilo atrajo a su pueblo por “su manera de ser, su alegría, su franqueza, su disposición de todo los momentos de ofrecer su vida y pasar los peligros más grandes con una naturalidad total, con una sencillez completa, sin el más mínimo alarde de valor, de sabiduría, siempre siendo el compañero de todos, a pesar de que al terminar la guerra era ya, indiscutiblemente, el más brillante de todos los guerrilleros”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s