Alimento milagroso

Por Karelia Álvarez Rosell
Fotos: Gerardo Mayet Cruz
El asombro y la preocupación invadieron el rostro de la joven Ofelia Roblejo Castillejo, en Isla de la Juventud, cuando a las 28 semanas de gestación se le presentó el parto; los días posteriores al 12 de julio fueron tormentosos para ella por los riesgos a los cuales era sometida  junto a su bebé.
“Llevaba un embarazo normal, sin contratiempos, asistía a todas mis consultas y cumplía al pie de la letra las indicaciones de los especialistas; ya pueden imaginarse cómo me puse cuando tuve la ruptura prematura de la membrana.“Fueron días muy difíciles, en que recibí tanto las preocupaciones como la atención de los especialistas; imagínense la niña pesó 1.076 gramos cuando lo permisible es superior a los 2.500, su estado desde el nacimiento es crítico.”
A esta mamita, trabajadora de Cayo Largo del Sur, la encontramos en la sala de Neonatología del hospital general docente Héroes del Baire, donde con un rostro más optimista extraía leche de su pecho para alimentar a la pequeña.
“Ya tiene más de veinte días, los primeros seis bajó un poco de peso pero aumenta poco a poco, en estos momentos sobrepasa los 1.270 gramos y ello se debe al cuidado esmerado de los doctores y enfermeras de la sala; así como de otros responsabilizados con el Programa Materno Infantil.
“Tuve mis temores, sin embargo, nunca perdí la confianza; ahí está mi nenita recuperándose con el cariño y la entrega del personal médico y también con leche materna, ese alimento básico que muchas veces subestimamos.
“Me encuentro ingresada en la Sala de Maternidad y vengo a Neonatología a extraerme la leche para que las enfermeras la puedan alimentar a libre demanda; me gustaría estar junto a ella pero no es posible hasta tanto recupere el peso, de todas maneras está en muy buenas manos… en realidad no tengo cómo agradecerles.”
CASITA DE CRISTAL
Eso parece la sala, una casita de cristal. Se encuentra tan apartada que pasa desapercibida ante la vista de quienes acuden al centro. Este servicio de Neonatología, rama de la pediatría que estudia a los recién nacidos sanos o enfermos, se brinda en Isla de la Juventud desde la inauguración de este centro hospitalario, el principal del territorio, hace más de 40 años.
Hasta allá llegamos porque en el ámbito de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra del primero al siete de agosto, no podíamos postergar la visita al lugar ni la conversación con el profesor asistente Rafael Enrique Diffur, a cargo del programa en el territorio.
“Desde 1994 el hospital ostenta la condición Amigo de la Madre y el Niño, la cual otorga una comisión panamericana de la Salud a aquellas instituciones que en un primer momento cumplieran con los diez indicadores establecidos, ahora exigen unos 28 por lo cual nos  preparamos para la reevaluación.
“Entre los requisitos se incluyen desde la planificación familiar hasta las investigaciones efectuadas al respecto en aras de buscar mayor integralidad y efectividad en el programa Materno Infantil.”
Son tres bebitos los atendidos en estos momentos, allí aunque se limita el acceso pudimos percatarnos del moderno equipamiento: “En primer lugar debemos plantar que tenemos cubículos para cuidados intensivos, intermedia y pre-alta; además de medios de alta tecnología, de Primer Mundo.”
Al respecto mencionó las doce incubadoras digitalizadas y con gran precisión en cuanto a las mediciones, los cardiomonitores y las bombas perfusoras, las cuales facilitan la medicación para las diminutas personitas.
Más adelante manifestó que las mujeres en edad de gestación reciben por múltiples vías la información acerca de la maternidad, y en este sentido desempeñan un rol fundamental el sistema de Salud y los medios de comunicación.
“Por ejemplo, cada vez que hay un nacimiento le explicamos a la mamá la importancia de la leche materna, las posiciones adecuadas, el aseo, cómo estimular la mejilla del bebé para que abra de manera espontánea la boca, la extracción de leche; por supuesto también tenemos en cuenta las indicaciones para las gemelares.
“Un bebé amamantado –explica Diffur– está más protegido contra diarreas, otitis, infecciones respiratorias, alergias, meningitis, enfermedad atópica, asma, diabetes, infecciones urinarias, linfoma, Crohn, maloclusión dentaria y obesidad, entre otras.”
Sin embargo, a pesar de disponer de todos los nutrientes que el niño necesita, el especialista asegura que todavía varias mujeres se rehúsan a la lactancia de forma natural; ello lo avala una reciente investigación efectuada en un evento científico donde el policlínico universitario comunitario Leonilda Tamayo Matos fue el de mayor incidencia.
“Ello nos confirma que debemos incrementar las acciones pues al elevar  la cultura de la lactancia materna contribuiremos a mejorar la salud de los bebés. Para que se tenga una idea, según la Organización Mundial de la Salud cada año ocurren cerca de un millón y medio de muertes infantiles y muchas podrían evitarse de esta manera. “
Durante la conversación sostenida con este especialista, con dos misiones internacionalistas en su aval médico, conocimos de la existencia de un Banco de Leche Materna, el cual no funciona debido a los nuevos requerimientos, pero ya incluyen al centro hospitalario para los nuevos que se instalan en el país.
De igual forma mencionó que ante las limitaciones para brindar un servicio externo, deben darles seguimiento a los pequeños hasta los 28 días de nacido, acondicionaron un área en la sala para prestar tal servicio; no obstante, informó que ello debe solucionarse con la actual remodelación del hospital.
SATISFACCIONES EN UNA GEMELAR
A Silvia Guerra Guerrero, estudiante de cuarto año de la licenciatura en Enfermería, la ingresaron en el Hogar Materno a las veinte semanas debido a los riesgos que entraña un embarazo gemelar; ahí recibía del equipo especializado el adecuado seguimiento.
Aunque en las gemelares tales situaciones pueden presentarse, no dejó de ser una preocupante cuando a la gestante se le presentó el parto a las 32 semanas; tales sucesos siempre ponen en tensión a los médicos de esta institución de salud porque preservar o mejorar la calidad de vida constituye una prioridad.
“A pesar de mis conocimientos me puse muy nerviosa, este es mi primer embarazo; nunca descarté la posibilidad de adelantarme porque es frecuente en mi estado pero jamás pensé que fuera tan rápido.
“Fue un parto normal y me entristecí por el bajo peso de los bebés, uno nació con 1.914 gramos y el otro con 1.774; desde el 27 de julio se encuentran en Neonatología, donde existe un personal bien capacitado y con una calidad humana extraordinaria.
“Ambos aumentan y evolucionan bien, en ello influye la dedicación de los especialistas y el suministro de la leche materna que es su alimento perfecto, por suerte tengo buena cantidad y mientras sea así se las suministraré.”
Sentada en un sillón sonríe como muestra de su complacencia por la evolución de sus críos y el trato del personal de la sala, donde tres veces al día recibe un parte acerca del estado de sus criaturas.
Ahí un equipo multidisciplinario se ocupa de los recién nacidos con determinadas patologías y de potenciar la importancia de la leche materna para su desarrollo. Ofelia, Silvia y otras mamitas pueden confirmar la eficacia de este alimento milagroso.

Anuncios

5 comentarios el “Alimento milagroso

  1. Mucha alegria me da saber que esse pedacito de tierra y las gentes que allí viven, siguen luchando. Yo pinero por adopción, le tengo en mi corazón, no importa por donde anden mis pies.
    Sergito el cirujano desde Africa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s