De dónde viene tu esencia, madre

  • Este segundo domingo de mayo se celebra en Cuba en Día de las Madres, por ello desde antes cada pedacito de esta tierra se trastoca porque la familia quiere rendirle el mejor homenaje a quienes tienen el don de converir el llanto en risa

Por Karelia Álvarez Rosell

No sé si darle las gracias a Rhea, madre de los dioses Júpiter, Neptuno y Plutón, en la antigua Grecia o a la virgen María, madre de Jesús en la religión cristiana, por ser inspiradoras de tan sublime celebración: Día de las Madres.
Tampoco sé si fue feliz la idea de enmarcarlas en una fecha porque son tan colosales e insustituibles que todos los días del calendario, horas, minutos y segundos les pertenecen porque tienen ese don especial de procrear y perpetuar la especie humana.No sé tantas cosas… pero sí siento en lo más profundo de mi ser que debemos adorarlas por siempre porque tienen la magia de curar con la mirada, las manos y esa frase cálida de… sana, sana culito de rana, si no cura hoy sana mañana… Con tan solo tararearla el malestar y la tristeza desvanecen.
Ahora que lo soy, entiendo y adoro más a la mía. Y es que las madres son las únicas capaces de lograr lo inverosímil, como transformar la oscuridad en luz, la noche en día y el llanto en  alegría interminable.
Para ellas los hijos nunca crecen, siempre lo ven como esas diminutas criaturas que abultaron y acariciaron su vientre; a pesar del rostro ajado por los años, sus manos siguen tersas y cálidas, con el mismo encanto de los años mozos para guiar, arrullar, aconsejar, proteger, regañar, compartir, desaparecer temores, unir a la familia, transformar pesadillas en gratificantes sueños….
No sé en realidad de dónde vendrá su esencia pero solo ellas hacen suya la derrota, disfrutan a escondidas, ponen el corazón sin importar los sufrimientos o se asoman por entre las horas a esperar al hijo sin importar el tiempo.
Solo ellas, justifican, perdonan, toleran, soportan y hasta enfrentan al mundo por sus muchachos, precisamente por el amor tan inmenso que llevan dentro… ese es el amor de las madres.

Anuncios

2 comentarios el “De dónde viene tu esencia, madre

  1. Bellas palabras Kare, solo cuando nos convertimos en madres entendemos por qué debemos ser mejores hijas o hijos. La esencia está enla naturaleza humana que nos dió el don de procrear, de entregarle a la vida nuevos seres, a pesar de los dolores pues en definitiva cada dolor se trastoca en sueño realizable. Un abrazo, hermana, y feliz día eset domingo.

    • Es como dices Osma, ahí está la esencia y por eso no me cansaré de agradecerle a la Madre Naturaleza por tan gratificante don. Espero de corazón que la hayas pasado de maravillas. Otro besote, mi hermanita querida. Las k te queremos muaaaaaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s