Motivaciones

Por Karelia Álvarez Rosell
Casi me acabo de despertar y les confieso que lo hice con sueño, el asunto es que me acosté tarde anoche. ¿El motivo? Mis nenas querían que las ayudara a hacer pancartas alegóricas al Primero de Mayo. Ya saben, al piso con cartulinas y temperas porque la petición de un niño, más si son los hijos, es sagrada.
Parecerá curioso porque en realidad ellas fantasean en el mundo infantil y de la adolescencia; sin embargo, desde chicos andan pegados a nuestras faldas o pantalones y van desde al parque infantil hasta una movilización a un campo de boniato o a estas marchas convertidas en fiestas de los trabajadores pineros y cubanos.Pero ese sentimiento patriótico lo llevan tan adentro que muchas veces son ellos los que marcan el tiempo y nos llevan a prisa como si tuvieran un cronómetro en la mano: “Mamá, mi banderita”, “Ese cartel lo llevo yo”, “Apúrate, corre, que vamos a llegar tarde”…
Y es que el amor que sentimos muchos cubanos por lo nuestro: Tradiciones, Fidel, Patria, Revolución… es tan inmenso que trasciende imperfecciones, carencias, tropiezos, insatisfacciones… porque durante cinco décadas nos han dado tanto que ello nos motiva a seguir y no cejar en el empeño de sacudir a Cuba de lo malo para que reluzca todavía más porque se lo merece.
Es más no solo ella, los cubanos también pues somos los protagonistas de una historia brava y de lucha, cargada de heroísmo y también de hostigamiento y bloqueo por la única razón de querer ser un país libre e independiente.
Así seguiremos, socialistas, cueste lo que nos cueste, porque es legítimo el derecho de escoger nuestro propio destino. Ahí estaremos, en ese grandioso desfile que organizamos desde hace días los obreros de esta pequeña y alegre isla.
Por supuesto, ahí, entre la multitud, estaré yo junto a mis pequeñas y si insisten en preguntarme por mis motivaciones, no me cansaré de responder sin tantas palabras rebuscadas: Confío en mí y en mi gente, está probado, somos de arrojo; entre todos vamos a trabajar duro para sacar a Cuba del atolladero, se lo merece, por su nobleza y justicia.
Ahhh no les comenté, anoche hasta sacamos algunos calderos y armamos la conga, pensé que nos declararían personas no gratas en el vecindario, pero no, descubrí que no éramos las únicas inmersas en tales faenas y contagiamos con ese ritmo salido de las cazuelas a quienes nos escuchaban al punto de querer gritar junto a nosotras ¡Viva el Primero de Mayo! ¡Viva los cubanos!

Anuncios

2 comentarios el “Motivaciones

  1. Kare, me encantó tu escrito y estoy segura que ese es el sentir de muchísimas familias pineras que como la tuya prepararon con entusiasmo su desfile.

    • Gracias, Mati, es como dices, ¿no viste el gran desfile por el Primero de Mayo que hicimos los pineros? jajaja oye, nos sobran razones para festejar a base de conga y todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s