Y no se equivoca Raúl

Por Karelia Álvarez Rosell
No se equivoca el compañero Raúl cuando dijo en su alocución durante el VI Congreso del Partido, que inició hoy sus sesiones en el Palacio de las Convenciones, que el papel de la prensa era decisivo en la actualización del modelo económico del país.
Y es que a la prensa, como bien dijera nuestro José Martí, le corresponde no solo informar sino también educar, esclarecer, criticar, aconsejar, explicar…; de ahí que resulte imprescindible la realización de trabajos periodísticos con un lenguaje diáfano en aras de la comprensión de los temas económicos entre los pobladores. Nos corresponde no solo destacar los logros alcanzados por la Revolución durante estas cinco décadas, el esfuerzo de los cubanos por seguir en la construcción del socialismo aunque el imperio insista en ponernos zancadillas y reprochar las insuficiencias que obstaculizan el progreso y el bienestar de los cubanos sino también redactar escritos para despejar incógnitas y elevar la cultura económica de la gente.
Para lograrlo los profesionales de la pluma tenemos que dejar atrás el hábito del triunfalismo, la estridencia y el formalismo, con el propósito de escribir materiales que por su contenido, lenguaje y objetividad atrapen la atención de los televidentes, lectores o radioyentes y propicien el debate en la opinión pública.
En tal sentido el compañero Raúl decía que la suma de estos aspectos produce materiales aburridos, improvisados y superficiales. Eso no quiere decir que cada uno empiece a escribir lo que le de la gana, resaltó, porque el que comete errores debe pagar por ellos, sea quien sea; no obstante, los vamos a respaldar firmemente, dijo.
Muchas cuestiones de las señaladas anteriormente, consideró, son motivadas por tanto secretismo. Todo iba a parar debajo de la alfombra “porque podía ser aprovechado por el enemigo”. Aquí hay muy pocos secretos, afirmó.
A pesar de los acuerdos del Partido relacionados con la política informativa, la mayoría de las veces los periodistas no disponemos del  acceso oportuno a la información y el contacto necesario con los cuadros y especialistas responsabilizados con determinadas problemáticas.
Misiones importantes tenemos los periodistas cubanos, los cuales van desde la difusión de la cultura nacional hasta la recuperación de valores cívicos en la sociedad, la lucha por el regreso de esos cinco hombres valerosos que se encuentran presos en cárceles de Estados Unidos, la denuncia del injusto bloqueo y las indisciplinas; así como de esos males que durante los últimos años han obstaculizado la consolidación de la economía.
Pero para ello tenemos que desterrar de las redacciones la improductividad, la chabacanería, el intrusismo y la superficialidad; solo así y sin tiempo para el cansancio podremos abrir surcos, levantar cimientos y darle buenas señales al corazón de Cuba y de los cubanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s