Razones para celebrar y sonreír


    Cuando en otras regiones del mundo a los niños se les truncan los sueños, en Cuba los pioneros andan en Congreso
Por Karelia Álvarez Rosell
En una favela Joao cobija su menudo cuerpo con las páginas de un diario de Sao Paulo, pero no es tan solo este pequeño el que protagoniza una historia similar, pues uno de cada seis habitantes de esa gigante nación suramericana reside en la inmensa “Villa miseria”.
Un día cualquiera la policía arremete contra un vecindario y en medio del tiroteo Gilbertico le comenta a su hermano menor que cuando “tenga agallas” lo iniciará en el mundo de las drogas; en cualquier momento Josué entregará el primer paquete y más adelante comenzará a consumirla.    Por el continente asiático el cuerpo de una niña se torna atractivo al alcanzar forma de jovencita con tan solo 13 años, elementos suficientes para que la mafia rusa y turca le echan el ojo y la incluyan en la lista de las adolescentes con posibilidades de obtener un “buen trabajo”.
Allá, en Libia, las balas no tienen nombres, infantes pierden a sus padres, por lo que no se sabe si Rasshid tendrá la suerte de ir a un orfanato o integrar la lista de donantes “voluntarios” para entregarle su corazón a algún niño con severos problemas en tan importante órgano.
Mientras, en Cuba, en esta tierra que cada año los del Norte sientan en el banquillo de los acusados por supuestas violaciones de los derechos humanos cuando acá se dignifica a los hombres, los pioneros le sonríen al porvenir.
Algunos engalanan sus escuelas por el 50 cumpleaños de la Organización de Pioneros José Martí y el 49 de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba otros, en representación de todas las provincias del país, andan reunidos por la capital del país en su V Congreso, que concluirá este 4 de Abril.
En la magna cita no solo expondrán ejemplos del por qué Kátherin, Manolito y Thais aprenden a tocar saxofón en la Escuela Vocacional de Arte Leonardo Liberta de la Isla de la Juventud y sin sus familiares aportar un centavo para el instrumento ni las lecciones.
Del por qué Kárelin se aprende un poema, Lizandra acude a una función del grupo teatral La carreta de los Pantoja, Elenita recibe un tratamiento gratuito en una sala de oncología y Dailín le recuerda a mamá que debe preparar un plato porque este lunes su escuela se vestirá de fiesta.
Allá exponen sus preocupaciones en cuanto a la enseñanza primaria y segundaria, el funcionamiento de la organización, la formación vocacional y la formación de valores y sentimientos de amor a la Patria.
El día feliz está llegando,  como indica el título de una canción. Se  acerca un día de abril que los pioneros insisten en convertirlo en especial porque será la ocasión propicia para compartir sueños y esperanzas; así como vivir la ilusión de una primavera.
Y los pineros darán otra prueba de fidelidad y amor porque saben que a pesar de las limitaciones se les prioriza y escucha; el aprendizaje continúa, las dolencias se atienden o curan, la solidaridad crece, la hermandad florece; ellos le dan riendas sueltas a su imaginación y vuelan bien alto porque en Cuba no se les cortan las alas para que puedan emprender su vuelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s